La triste historia de la ballena muerta en la playa

No es el título de un libro,en el pequeño pueblo de Trout River en Canadá un inesperado turista vino a descansar en paz. Se trataba de una ballena muerta que había llegado a la costa. Preocupados, los vecinos, llamaron a las autoridades para que se hicieran cargo pero estas hicieron caso omiso alegando que dejaran que se descompusiera naturalmente.

Normalmente ante un incidente así existen dos opciones:

  • Arrastrar la ballena al mar: Es costoso y no se puede hacer en sitios pequeños pues un barco grande necesita espacio para maniobrar.
  • Enterrar la ballena: También es un procedimiento costoso y requiere espacio y maquinaria especializada para mover tanta tierra.

Ahora, esto que se lo hubiera dicho a los habitantes de Oregon en 1970, que decidieron tomar la primera opción pero usando dinamita. La cosa no salió tan bien como esperaban y la ballena estalló en pedazosesparciendo sus restos a 240 metros a la redonda. Incluso llegó a destrozar un coche, aunque afortunadamente nadie resultó herido.  El resultado, estremecedor, quedó inmortalizado en este vídeo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *